¿Tiene alguna duda? Llámenos 922 97 17 80 / 928 09 14 40 info@spintegra.es

Poder hablar hoy de diferentes tipos de aspiraciones dentales responde a la evolución que han experimentado estos sistemas desde los años sesenta, cuando la aspiración sistemática creada por Dürr Dental hizo posible algo que hoy damos por sentado: el tratamiento de pacientes acostados, que abrió paso a una forma de trabajo más cómoda, fácil y segura.

En 1955 Dürr Dental desarrolló la primera bomba de aspiración portátil para un trabajo ergonómico y en 1964 creó un sistema de aspiración que hizo posible por primera vez en Europa el tratamiento de pacientes acostados en posición camilla. De esta forma, el peligro de infección por la niebla de aerosol durante el tratamiento se redujo de forma eficiente por la potencia de aspiración de aprox. 300 l/min. Gracias a estos avances, ahora podemos hablar de qué tipos de aspiraciones dentales existen, según el método de separación aire/agua que utilice.

 

ASPIRACIÓN SECA

Tipos de aspiraciones dentales El sistema de aspiración seca recibe su nombre porque la separación de aire-líquido se realiza en el equipo dental mediante un separador centrífugo o de decantación. El equipo lleva todo el líquido a un desagüe que debe estar situado debajo de los sillones. A continuación señalamos algunas ventajas e inconvenientes de este tipo de aspiraciones:

Ventajas:

  • Su capacidad de aspiración es muy bueno.
  • No requiere un desagüe en el cuarto de máquinas de la clínica.
  • El motor de aspiración del equipo de aspiración seca es económico y puede situarse a una altura superior a los equipos dentales (estantería).
  • Sencillo y económico.

Desventajas:

  • Requiere mayor mantenimiento que en los sistemas de aspiración húmeda.
  • Requiere más aparatología de apoyo ya que se necesita un separador centrífugo/decantación por sillón.
  • Necesita un desagüe por unidad dental.
  • Es más susceptible a la espuma generada.

 

ASPIRACIÓN HÚMEDA

La aspiración húmeda se caracteriza por no tener separadores de aire-líquido en el equipo dental, por lo que ambos son llevados directamente al sistema de aspiración. Adicionalmente, su motor trabaja en seco y su mantenimiento es más sencillo.

Un detalle que llama la atención es que estos aparatos poseen un separador de aire-agua que es más eficaz que el que poseen los equipos dentales, de modo que es prácticamente imposible que llegue algún líquido al motor, ya que son enviados al desagüe que debe estar habilitado en el cuarto de máquinas de la clínica, lo que podría ser una desventaja de este tipo de sistemas. Entre sus ventajas, podemos destacar:

  • Su rendimiento es equiparable al de un equipo de aspiración seca.
  • Es el sistema más moderno.
  • No requiere un separador por cada equipo dental.
  • El mantenimiento de este equipo se centra únicamente en su sistema de aspiración.

 

Aprovechamos para recordar la importancia de un buen mantenimiento diario del sistema de aspiración dental para evita la aparición de olores desagradables y reducir las posibilidades de que el sistema se obstruya y deje de funcionar. Para conocer más sobre la limpieza y desinfección de sistemas de aspiración puede consultar el post de nuestro compañero Saed Gerardo González Estrada en el que habla sobre cómo realizarlo.

Como ven, cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes y su idoneidad dependerá de las necesidades de la clínica dental, según número de unidades dentales, distancia entre equipos, distancia hasta sala de máquinas… En SP INTEGRA podemos asesorarle sobre el sistema que mejor se adapte a su centro y su mantenimiento. Contáctenos 922 97 17 80 | info@spintegra.es.

Fuente